Un masaje relajante es recibir uno de los placeres más agradables que podemos tener en esta vida. Nosotros lo sabemos muy bien, muchos de vosotros venís sobre todo a disfrutar del masaje, dejaros amasar la piel y cerrar los ojos mientras nuestras masajistas hacen su trabajo. 
 
 
Masaje relajante en Jerez Hammam Andalusi Baños Arabes
 
Aunque siente tan bien, nunca os hemos contado por qué exactamente es así. Como somos un@s curios@s de cuidado, hemos investigado y os dejaremos con una lista de los beneficios que obtenemos cuando nuestro cuerpo se entrega a este feliz estado. Lo primero de todo, debemos diferenciar entre los beneficios más físicos o también llamados mecánicos, o los beneficios más psicológicos. 
 
El masaje relajante tiene como objetivo el bienestar de la persona porque, a grandes rasgos, se libera endorfinas, que son las encargadas de hacernos sentir bien. Más en profundidad, se tratan tensiones y dolores que se van acumulando en el día a día. Aquí os detallamos unos cuantos beneficios del masaje: 
 
  1. Mejora la circulación de la sangre. Masajear una zona durante un tiempo determinado hace que la sangre se distribuya mejor entre todas las partes del cuerpo, llegando también a las zonas que más lo necesiten. 
  2. Mejora la circulación del sistema linfático, que es el que nos provee de un sistema inmunitario fuerte y que filtra la sangre. 
  3. En los músculos, el masaje hace que se facilite la toma de nutrientes y que se eliminen las sustancias de deshecho estancadas. 
  4. Facilita que se disuelvan los depósitos de grasa. Eso sí, si lo acompañas de una dieta adecuada y los masajes son a menudo. 
  5. Elimina de la superficie la piel muerta, ya que se va arrastrando gracias a la frotación.
  6. Aumenta el metabolismo y con él la oxigenación celular. 
  7. Mejora la calidad del sueño: La mente se relaja tanto que el sueño es más profundo y reparador.
  8. Reduce el estrés. Recuperando la conciencia de nuestro propio cuerpo, desconectamos la mente de toda preocupación y estímulos exteriores, enfocándonos sin pensar en la sensación de bienestar que estamos notando.
  9. Reduce la depresión y la ansiedad. El contacto de las manos de otra persona dando un masaje mejoran el estado anímico de quien lo recibe, aumentando la confianza personal. 
  10. Mejora la actividad mental. Porque ayuda a la concentración y reduce la fatiga y el cansancio de la mente. 
 
Los efectos del masaje relajante se notan de manera inmediata, pero a largo plazo, aseguras bienestar, vitalidad y salud. Quizá darte masajes a menudo sea una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu vida: Cuidar tu cuerpo y tu mente en una sola acción. Eso sí, te aconsejamos que siempre que quieras un masaje te pongas en manos de un/una profesional, ya que manipulará tu cuerpo y tienes que estar segur@ que será para mejor.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *